Remedios

1. Aceitunas y limón para mareos

Comer unas aceitunas o chupar un limón puede ayudar a no marearse al viajar, ya que contienen tanino, una sustancia que detiene las náuseas. Asimismo, chupar unos caramelos de jengibre también puede servir de sistema antimareo, además de para la tos. Estos caramelos se pueden hacer en casa de manera sencilla, como explican en este vídeo:

2. Ajo y cebolla contra los resfriados

Los resfriados pueden sobrellevarse mejor con varios remedios caseros. Uno de ellos es respirar los efluvios que desprenden el ajo o la cebolla, ya que contienen azufre, que posee un poder antiinfeccioso. El caldo de pollo puede ser también un buen aliado contra los catarros, ya que puede disminuir la inflamación de las mucosidades. Menos conocida es la equinácea, una hierba capaz de reducir los síntomas del resfriado.

3. Alcohol para quitar el olor de pies

El clásico olor a pies se puede eliminar, si se limpian con un trapo empapado en alcohol, ya que su efecto antiséptico combate las bacterias y hongos que lo provocan.

4. Aloe vera contra el estreñimiento

El aloe vera es una planta bastante popular por sus diversas propiedades. Se puede usar en cremas para hidratar y cuidar la piel, pero también es conocida por su acción digestiva que favorece el tránsito intestinal. Otra manera de acabar con el estreñimiento es tomar una cucharadita de aceite de oliva cada día por la mañana para estimular el sistema digestivo.

5. Azúcar contra el hipo

Tomarse una cucharadita de azúcar puede contribuir a acabar con esos molestos ataques de hipo. Ello se debe a que el sabor dulce llega a los receptores y nervios de la lengua y la boca, contribuyendo a parar los espasmos.